+ PERSONAS Coaching Personal Salud emocional Superación Personal

Una estrategia a largo plazo para gestionar el estrés

Empecemos conociendo más de lo que llamamos Estrés. Existen dos tipos de estrés el bueno o eutrés y el malo o distrés.

El estrés bueno es el combustible que te ayuda a conseguir grandes resultados, se percibe como una sensación de agitación y sentido de urgencia, produce hormigueo en el estómago y temor al fracaso. 

El estrés malo aparece cuando una tarea es tan agobiante que el nivel de energía desciende en lugar de aumentar. Generalmente nos adaptamos a tolerar ese agobio; sin embargo en otros momentos esa presión sostenida impide gozar de la vida. 

Evita llegar al límite por nada del mundo te permitas perder el disfrute y gozo por la vida, aprende a identificar tu señales de alerta para evitar engancharte en la situación estresante y ten un plan de acción a la mano con estrategias, técnicas y herramientas listo para ponerlo en practica. 

Hay señales de alerta que te advierten cuando estas bajo demasiada presión, identificar las señales en etapas tempranas es vital para garantizar nuestro bienestar físico, mental y emocional. 

Las señales pueden incluir:

  • No dormir bien
  • Sentir ansiedad
  • Estar siempre cansado
  • Experimentar falta de concentración
  • Experimentar exagerados cambios de ánimo
  • Sentirse deprimido -Tener problemas de memoria
  • Comer en busca de tranquilidad
  • Beber en exceso
  • Notar bruscos síntomas físicos dolores de cabeza de estómago 

Muchas de estas señales pueden tener otras causas subyacentes, pero si se producen varia sal mismo tiempo, lo más probable es que estemos viviendo del lado equivocado de la curva del equilibrio. 

Podemos empezar a recuperar el equilibrio, haciendo un cambio de actitud y para eso tenemos anclajes de relajación, círculo de poder, podemos meditar. Aunque estas técnicas puedan tener un alcance limitado cuando llegamos al distrés y en este estado la única solución efectiva a largo plazo es cambiar drásticamente la situación. Y lo más probable es que te resistas y te empeñes en no realizar el cambio o te niegas a realizar el cambio. 

Sé honesto contigo mismo, el estrés extremo conduce a la depresión y produce otras enfermedades y suele venir acompañado del sentimiento de estar atrapado y con cero            alternativas. 

Te voy a proponer 3 puntos en los cuales meditar conscientemente para crear tu plan y lanzarte a la acción: 

  1. Pregúntate que opciones tienes para reducir el estrés sin afectar otras áreas. Imagina mínimo 3 soluciones ideales (visualiza), escríbelas. aunque no la creas posible en tu estado. Si el trabajo te está provocando estrés puedes incluir trabajar menos horas, tomarte un año sabático, buscar un nuevo trabajo, renunciar a tu trabajo o conseguir apoyo para mejorar tu rendimiento. Para cada solución pregúntate ¿qué pasaría si hago esto? ”y” ¿qué pasaría si no lo hago?. 
  2. En cualquiera de los dos casos anteriores, pregúntate ¿qué información adicional necesito para seguir avanzando? Tal vez necesita información del jefe, del área de recursos humanos sobre su contrato. 
  3. Pregúntate ¿Qué recurso necesito y que me impide conseguirlo? Puede pensar en alguien que te escuche y le ayude a analizar sus opciones. Puede ser tu coach, un familiar, un amigo etc. 

Jamás dudes en buscar ayuda cuando atravieses por situaciones estresantes, te puedes llegar a desgastar si quieres enfrentarlas solo, es más conveniente que utilices tu energía en la búsqueda de otros recursos. 

Facebook: www.facebook.com/liberatepiensadiferente

Instagram: @liberatepiensadiferente

Blog: www.deos.pe/blog-deoslife
Whatsapp: +51 999705948
Correo: jruiz@deos.pe

 

You may also like
Meditación
OCHO SEMANAS DE MEDITACIÓN BASTAN PARA CAMBIAR EL CEREBRO
EL “HOMBRE MÁS FELIZ DEL MUNDO” DEVELÓ SU SECRETO

Leave Your Comment

Your Comment*

Your Name*
Your Webpage